La nueva Guía G4 del GRI presenta grandes novedades para las memorias de sostenibilidad

Este pasado 22 de mayo se ha presentado en Ámsterdam la nueva guía G4, del Global Reporting Initiative (GRI), como resultado de un proceso de trabajo de dos años con la implicación de profesionales de diferentes sectores de todo el mundo.

Con esta guía el GRI ha dado un gran salto, pasando de un enfoque de cumplimiento a poner en el eje central la gestión de la sostenibilidad.

La nueva Guía G4 facilita la elaboración de informes de sostenibilidad haciéndolos más concisos ya que se centra en los asuntos realmente relevantes, y de este modo también contribuye a una mayor transparencia, compromiso y confianza con los grupos de interés, generando valor. Y por otro lado, hace posible que las memorias en sí mismas puedan contribuir a mejorar la gestión de la sostenibilidad en las organizaciones.

Para aquellas organizaciones que ya tienen la sostenibilidad integrada en su forma de hacer, probablemente la nueva guía G4 facilite su ejercicio anual de reporting. Para aquellas organizaciones cuya gestión de la sostenibilidad no esté tan madura, y acostumbran a seguir la guía G3 o G3.1, la aplicación de la nueva versión G4 puede suponer un reto importante. Sin embargo, las organizaciones van a disponer de dos años para prepararse para el G4 porque hasta finales de 2015 se puede continuar utilizando el G3 o G3.1.

El G4 se presenta en un nuevo formato, que consta de dos partes –Principios y contenidos estándares y Manual de implementación– y da una mayor importancia a los temas relevantes, librando así a las organizaciones de recopilar y proporcionar datos de asuntos de menor importancia, que frecuentemente requerían de una gran dedicación de esfuerzo y recursos.

Requiere para cada asunto relevante una explicación del enfoque de gestión, en sus siglas en inglés DMA (Disclosure on Management Approach) y así dar a conocer la importancia del asunto, qué impactos hacen que sea relevante y cómo la organización gestiona el asunto y sus impactos.

Además, el G4 ofrece dos opciones para comunicar que un informe es “En conformidad”: Core y Comprehensive, que se puede traducir como Principal/básico y Completo respectivamente, y que depende de la inclusión de unos contenidos e indicadores mínimos. También introduce algunos contenidos nuevos que pueden ser muy controvertidos para algunas organizaciones.

Por otra parte, ya no se identifica un informe en sí como asegurado, sino los elementos específicos del mismo: El nuevo índice GRI de contenidos requiere que se identifique, punto por punto, aquellos contenidos e indicadores que han sido asegurados, y de esta forma permitir al lector formar su propia opinión sobre la credibilidad de la información presentada, aportando un mayor valor. También, el aseguramiento será más eficiente para la organización ya que estará centrado en los temas relevantes.

Finalmente, entre las novedades se encuentra que el G4 incorpora ‘Quick Links’, enlaces rápidos, a otros principios y guías como OECD y el Pacto Mundial y que hay nuevos indicadores referentes a las áreas de cadena de suministro, gobernanza, ética e integridad, anti-corrupción y emisiones de gases de efecto invernadero y energía.

Actualmente la Guía solamente está disponible en inglés, pero el GRI tiene la intención de publicar las versiones de la guía en otros idiomas, incluido el español, en septiembre.

Aunque el GRI prevé un periodo de transición máximo de dos años, como ya se ha comentado, para aquellas organizaciones que ya tienen la sostenibilidad integrada en su forma de hacer, seguramente la nueva guía G4 va a resultar más fácil, y es de esperar que la utilicen cuanto antes.

El desafío es para las organizaciones cuya gestión de la sostenibilidad no está tan madura y la aplicación del G4 puede exigir un grado de transparencia para el que no están preparadas. No obstante, como uno de los beneficios de la nueva guía es que puede ayudar a las organizaciones a mejorar su gestión de la sostenibilidad, es recomendable que se adhieran a ella cuanto antes, aunque quizás, durante el periodo permitido, continúen publicando sus informes de acuerdo con el G3 o G3.1 mientras avanzan en alinear su reporting a la G4.

Por John Scade
@JohnScade

Fuente:

descarga (10)