Visión Responsable participa en la presentación del anuario de Corresponsables en Castilla y León

Archivo 3-5-16 23 27 22

Castilla y León apuesta por una integración real de la RSE en el negocio

En esta jornada se ha analizado la evolución de la RSE en Castilla y León, después de que en 2015 se aprobaran losObjetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se haya lanzado el Acuerdo de Paris para combatir de forma global el cambio climático y en España entrara en vigor el nuevo Código de Buen Gobierno.
En la inauguración, María Sánchez, concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, repasó la apuesta del equipo municipal por el desarrollo sostenible. “Desde los ayuntamientos tenemos mucho que aportar a la ciudadanía para fomentar la sostenibilidad y favorecer la creación de una mejor sociedad. Por eso desde el Ayuntamiento de Valladolid, estamos apostando decididamente por impactar en el cuidado del medio ambiente, la eficiencia energética, el ahorro integral del agua, la gestión eficiente de residuos y la economía circular, entre otras iniciativas para hacer de Valladolid una ciudad más sostenible y habitable”.
Por su parte, Pablo Martín, director de Corresponsables España, afirmó que es la tercera vez que la pyme editorial organizaba unas jornadas en Valladolid, “reafirmando su compromiso con la difusión de la Responsabilidad Social y Sostenibilidad en Castilla y León, una comunidad en la que la RS cada vez se está asentando más”.
Jesús de Prado Felipe, subdirector de Desarrollo de Escuela de Negocios Fundación San Pablo CEU Castilla y León, moderó la mesa “La agenda del desarrollo sostenibles post 2015”, en la que participaron Calidad Pascual, Grupo Matarromera y Pago de Carraovejas.
El director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación de Calidad Pascual, Francisco Hevia, afirmó que “el gran impulso que se ha dado en 2015, ha sido que la RSE dependa directamente de los consejos de administración, tras la aprobación del nuevo Código de Buen Gobierno en 2015 y la Ley de Sociedades de Capital, en  2014. Ahora el liderazgo de la RSE está en la propiedad, en la empresa, y no en el gestor. Eso sí, el gran reto es que no se convierta en un tema que dependa de los secretarios de los consejos, sino que sea de toda la compañía, porque en estos años se ha trabajado mucho y bien. No se puede ver la RSE como un riesgo por la responsabilidad penal de los consejeros, sino como una oportunidad para hacer mejor empresa”.
Para Hevia, la aprobación de los ODS “nos suenan a retos superados en España, pero no en el resto del Planeta y es bueno que se trabaje de manera global en los mismos objetivos”, mientras que el Acuerdo de París “va a hacer que todos tengamos que trabajar para reducir las emisiones un 20% entre 2020 y 2030, cuando entre 1990 y 2020 la reducción también era del 20% en Europa. Va a suponer un esfuerzo común que se tendrá que materializar”.
Remi Sanz, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Grupo Matarromera, destacó que “los avances globales en materia de impulso de la RSE son muy buenos, pero hay que adaptarlos a la realidad del tejido empresarial español, conformado por un 99% de pymes. Por eso es necesario que cada vez haya más frikis de la RSE y que llegue a las pymes por convencimiento, no por obligatoriedad”. Sanz afirmó que “la mayoría personas no conoce los ODS, pero si se los explicas, los hacen suyos. Todos queremos mejorar la salud mundial, erradicar la pobreza, cuidad el medio ambiente o fomentar la igualdad”.
Por su parte, Pedro Ruiz Aragoneses, director general de Pago de Carraovejas, consideró que el impulso global a la agenda del desarrollo sostenible “es muy buena noticia” y consideró que “lo importante es que cada empresa, sobre todo las pymes, se acerque a la RSE según su realidad”. Explicó que la apuesta de la bodega por la RSE vino desde el convencimiento: “Queríamos apostar por la calidad del producto, pero también de la gestión, y eso sólo se logra integrando la RSE en el negocio”.
IMPACTO
“Una empresa funciona y es sostenible si tus grupos de interés (empleados, accionistas, consumidores, ONG…) están satisfechos y no funciona y puede desaparecer, si tus grupos de interés no están satisfechos con lo que haces. Además, hay que entenderles, no sólo escucharles”, afirmó Francisco Hevia, para quien “el cambio vendrá cuando las empresas y organizaciones entiendan que tienen impactos por su actividad y es necesario gestionarlos y alinearlos con el negocio para hacer mejor sociedad”.
Hevia ve clave que para que la RSE siga su recorrido “los consumidores, inversores o las administraciones públicas reconozcan a las empresas responsables, lo que dará madurez a la sociedad”. Además de que “la estrategia de la empresa sea responsable en su conjunto, no tener una plan estratégico independientemente del plan de RSE”.
“La mejora continua y la innovación que genera la RSE es lo que hace mejor empresa”, afirmó el director general de Pago de Carraovejas, que espera que “en los próximos años se hable con normalidad de la RSE y que muchas empresas la integren en su gestión”. Ruiz Aragoneses comentó que seguirán impulsando la RSE a nivel interno y con sus proveedores.
Remi Sanz puso como ejemplo de impacto en la gestión, que “en el extranjero nos piden nuestra huella de carbono para poder comercializar nuestro vino, aunque en España no se tiene tan presente, pero o lo gestionamos o no podemos crecer y la RSE nos ha ayudado en este aspecto. O las empresas se adaptan a las demandas de la sociedad o te quedas fuera, por eso hay que trasladar que la RSE es una ventaja competitiva”. El director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Grupo Matarromera lo tiene claro: “Las empresas no están sólo para ganar dinero sino paragenerar valor”.
VISIÓN RESPONSABLE
El presidente de Visión Responsable, José Antonio Bartolomé, fue el encargado de clausurar la jornada. “La aprobación de los ODS son una gran oportunidad para todos. La agenda del desarrollo sostenible existe y las tendencias son claras, lucha contra la desigualdad y la pobreza, acceso a la salud, lucha contra el cambio climático o igualdad de oportunidades. Además, los riesgos cada vez son mayores en la gestión de las empresas y cada una tendrá que adaptarse e integrarlos en su estrategia”, reflexionó Bartolomé, para quien “las pymes también tienen una gran oportunidad para ser mejores empresas, integrando la RSE y adaptándola a su modelo de negocio”.
“Si la RSE no forma parte de la estrategia y del negocio, malo”, concluyó el presidente de Visión Responsable, asociación de Responsabilidad Social de la Castilla y León.